Teatro de la Universidad Industrial de Santander
Direccion Cultural UIS
Carrera 27 - Calle 9 / Ciudad Universitaria
Bucaramanga / Colombia
teatrouis@teatrouis.info
57 0376346730 / 57 0376321349

GIRA “TEATRO AL SUR”



15 DIAS / 4 DEPARTAMENTOS / 8 CIUDADES / 6 ÉTNIAS / 12 FUNCIONES / 2511 ESPECTADORES 15 DIAS / 4 DEPARTAMENTOS / 8 CIUDADES / 6 ÉTNIAS / 12 FUNCIONES / 2511 ESPECTADORES
La Commedia dell’Arte llega a la UIS

Más de 500 años nos separan de la época en que, en Italia, se consolidara el estilo teatral conocido como Commedia dell’arte; sin embargo, sus personajes son recibidos por el público del siglo veintiuno con la misma alegría y aprecio como, seguramente, lo eran al comienzo del Renacimiento europeo. Esto nos lo demuestra el Teatro UIS, al recurrir a las convenciones escénicas de la commedia para llevar a la escena, con actores vivos, la obra -creada por Roberto Serpa Flórez para teatro de títeres- La farsa de los muñecos de papel.

Una historia, aparentemente sencilla, nos lleva al mundo imaginario de la familia de don Perogrullo y doña Pocoseso que quieren casar a sus cinco hijas; el dilema es si ceden a las inclinaciones románticas de las jóvenes o les imponen un marido que les asegure bienestar material. Como suele suceder en la Commedia, los jóvenes enamorados buscan la manera de ver realizados sus anhelos, en medio de múltiples situaciones disparatadas y cómicas. Cuando parece que el amor va a triunfar, surge algo inesperado que desbarata sus planes soñadores; solo hasta el último instante sabremos si la balanza del matrimonio se inclina definitivamente hacia el viejo don Dinero o hacia la juventud apasionada.

Con una caracterización impecable, los actores y actrices del Teatro Uis dan vida a los muñecos de papel. El público vuelve a reír con el ágil Arlequín, con el inocente Pedrolino, el cobarde Capitano, el astuto Brighella, el sensible enamorado, el pedante Dottore, el avaro Pantalone y las delicadas y valientes doncellas. Algunos tienen otros nombres, pero mediante la postura y movimientos corporales descubrimos el alma de commedia que los anima. Es destacable el uso de las máscaras que demandan del elenco un despliegue hábil de su expresión corporal y su rango vocal. La Commedia dell’arte se fundamenta en el actor; en su capacidad de transportar al espectador, con solo la destreza del cuerpo y de la voz, a los diferentes escenarios sociales y psicológicos que subyacen bajo su construcción de color y malabarismo.

El tono vibrante, el ritmo alegre y el origen circense que detectamos en el estilo general de la obra son apoyados de manera precisa por la música, compuesta originalmente para este montaje. Esta vivacidad, visual y sonora, encuentra su equilibrio en la sobriedad minimalista de la escenografía que, por medio de muy pocos elementos bien diseñados, se convierte en el marco perfecto para ahondar en la naturaleza humana, casi que de manera involuntariamente juguetona. Porque, tras el evidente candor con que se desenvuelven los personajes -en los momentos tanto serios y románticos como en los burlescos e inelegantes-, surge inevitable en la mente del público la pregunta sobre su propia valoración del conflicto ético y moral que presenta la obra. Así como no escapa para los asistentes la referencia indirecta al modo como la ambición económica determina la configuración política de todo país de muñecos de papel.

INDICADORES DEL 2018: FUNCIONES 103 / PUBLICO 33.737